Loader

SEGURIDAD ELECTRICA EN EL ENTORNO DE OPERADOR

Cuando hablamos de la seguridad eléctrica la primera cuestión a abordar es: ¿puedo permitirme una caída en mi servicio por un fallo de suministro eléctrico? Si la respuesta es SI, deja de leer este artículo, si la respuesta es NO, quédate con esta palabra “redundancia” la repetiremos hasta la saciedad. Por redundancia entendemos duplicar o ampliar en los dispositivos necesarios para, en el caso de caída, exista otro dispositivo que asuma la tarea.

En la cabecera de un operador existen una gama de dispositivos críticos de los que depende el servicio al abonado, la caída de cualquiera de ellos provocara de manera inevitable la caída del servicio. Estos dispositivos: OLT/s, Router/es de proveedor/es de caudal, switch/es, servidor/es de gestión, etc.

Podemos clasificar estos dispositivos en función del tipo de corriente de alimentación, nos encontramos con alimentaciones a -48V de corriente continua CC y 230V de corriente alterna CA. También hay que considerar la potencia de consumo eléctrico en W de carga para el correcto dimensionamiento de nuestro sistema de alimentación. Tenemos que tener también en consideración si estos dispositivos cuentan con fuente de alimentación redundante o fuente única.

Cargas a 230Vca redundancia 1+1

En el caso supuesto que todos los sistemas sean de corriente alterna a 230Vca y cuenten con fuente de alimentación redundante, la mejor configuración por la que podemos optar es acometer con dos líneas de alimentación eléctrica independientes (RED1 y RED2) hasta las PDU (unidad de distribución de potencia). Para los sistemas que cuenten con una única fuente de alimentación es necesario utilizar un dispositivo STS (conmutador estático de transferencia) para realizar la conmutación entre RED1 y RED2. Esta configuración se denomina redundancia 1+1.

El dimensionamiento de ambas redes debe estar calculado para el total de la potencia de carga, garantizado que en el caso de caída de una red la otra soporte la carga.

DISPOSITIVO CANTIDAD FUENTES ALIM. CORRIENTE CARGA CARGA TOTAL W
OLT 1 2 230Vca 1250 1250
ROUTER 2 1 230Vca 100 200
SWITCH 2 1 230Vca 80 160
SERVIDOR 1 2 230Vca 500 500
TOTAL POTENCIA 2110

Fig. 1: Esquema básico configuración para cargas 230Vca redundante 1+1

 

Fig. 2: SAI 3KVA GXT4 Vertiv

 

Fig. 3: PDU básica 9xC13 Vertiv

 

Fig. 4: STS 10A Vertiv Lierbert LTS

 

Cargas a 230Vca y -48Vcc redundancia N+1

Lo habitual en entorno de operador es encontrarnos con cargas de tipo 230Vca y 48Vcc. En este caso el uso de SAI’s no es la opción correcta. Es necesario garantizar la redundancia de sistemas y esto se consigue instalando rectificadores de 230Vca/-48Vcc modulares. El rectificador mantendrá una configuración de baterías, calculadas en autonomía según la carga y la duración deseada de la misma. Además, desde el rectificador mantendremos las cargas con alimentación -48Vcc.

Para los dispositivos de alimentación a 230Vca se instala un inversor modular de -48Vcc/ 230Vca. Tanto el chasis de rectificador como el chasis de inversor llevaran equipados el número de módulos necesarios para mantener la caga más un módulo adicional para dotar de redundancia al sistema, en caso de fallo de alguno de los módulos el resto soporta la carga, esta configuración se denomina redundancia N+1 (N= necesario)

DISPOSITIVO CANTIDAD FUENTES ALIM. CORRIENTE CARGA CARGA TOTAL W
OLT 1 2 -48Vcc 1250 1250
ROUTER 2 1 230Vca 100 200
SWITCH 2 1 230Vca 80 160
SERVIDOR 1 2 230Vca 500 500
           
TOTAL POTENCIA 230 Vca 860
TOTAL POTENCIA -48 Vcc 1250

Fig. 5: Esquema básico configuración híbrida -48Vcc y 230Vca redundante N+1

 

Fig. 6: Chasis rectificador 3x2000W NetSure 5100 de Vertiv

 

Fig. 7: Chasis inversor 2x750W NOVA TSI de Vertiv

 

Fig. 8: Batería long life (12 años) 12v 100Ah de Vertiv

 

Configuraciones de alimentación incorrectas.

En las dos configuraciones anteriores hemos visto que, en cualquier escenario posible de avería en cualquiera de los sistemas de alimentación, siempre existe otro dispositivo que asume la carga sin tiempo de transferencia ni riesgo para los equipos protegidos.

Sin embargo, se realizan configuraciones mal planteadas que no garantizan esta redundancia y se pueden considerar como sistemas en precarios, susceptibles de fallo.

 

En esta figura podemos ver que se ha instalado un SAI para mantener las cargas de 230Vca y alimentar al rectificador de -48Vcc. En el caso que se produzca un fallo en SAI o rectificador no existe ningún sistema de redundancia, la red se cae. Además de esto LA configuración es potencialmente riesgosa ya que el rectificador depende del funcionamiento del SAI y esto multiplica el factor de riesgo.

 

En este caso se ha optado por instalar un rectificador y un SAI independientes para mantener la carga, pero seguimos estando en precario ya que en caso de fallo no hay redundancia de sistemas.

En ASELCOM contamos con soluciones para la protección y gestión de la energía en salas técnicas, CPD, etc. Como servicio técnico oficial del fabricante Vertiv (Emerson) desde 2001, contamos con una amplia experiencia en el suministro y mantenimiento de este tipo de dispositivos.

Comentarios

comentarios

Back To Top