Loader

IoT (Internet de las cosas)

aselcom-iot

Cada día oímos más a menudo el término internet de las cosas (IoT en inglés), y vamos conociendo las, cada vez mayores opciones que van a suponer un cambio radical en nuestra forma de vida. Desde coches autónomos, relojes inteligentes, termostatos, televisiones, frigoríficos e incluso ropa hasta ciudades completamente automatizadas, smart cities, cada vez conocemos nuevos elementos que se van sumando a este mundo en proceso de expansión. 

Con la llegada del 5G estas opciones van a aumentar considerablemente, y será en estos términos en los que podremos apreciar de una manera más plausible este nuevo estándar de conexión. Además, servirá para que todos los fabricantes puedan utilizar el mismo lenguaje para las conexiones M2M (Machine to Machine), es decir, entre aparatos de diferentes compañías, y así poder aprovechar el potencial de este sistema. 

Algunos ejemplos: 

  • Domótica: Con el auge de los asistentes virtuales, ha aumentado la capacidad de automatizar de una forma más simples diferentes aspectos de nuestro hogar, como las luces, manejar aspiradoras o subir y bajar persianas a través de una app o del asistente. No nos olvidamos de los diferentes sistemas de seguridad, que ahora pueden ser implementadas, tales como cierre de puertas, usar el móvil como llave, videovigilancia desde el móvil.  
  • La vida diaria: Las conexiones entre máquinas pueden permitirte que antes de que tu despertador suene, haya enviado una orden a la cafetera para que cuando suene, tengas ya el café preparado, o que tu frigorífico prepare una lista de la compra de los elementos que faltan, o las mediciones que hará tu reloj o pulsera, pudiendo enviar esta información a tu móvil y de ahí a tu historial médico. 
  • Industria 4.0: Este sector va a notar un cambio radical, de hecho, se habla de la 4ª revolución industrial, haciendo que la industria sea más autónoma e inteligente, habiendo una comunicación constante entre productores y producción, para poder estudiar mejor los datos aportados y poder informar mejor al cliente final sobre el producto que se le va a entregar. La fabricación aditiva, robótica colaborativa, herramientas de planificación de la producción, visión artificial, realidad virtual, gamificación, simulación de procesos, inteligencia operacional, IoT, y las denominadas KET, por su acrónimo inglés (Key Enabling Technologies), que en un futuro se aplicará al sector industrial, haciendo las fábricas más inteligentes y competitivas. 
  • En el campo: Los sensores biométricos, la geolocalización, medidores más potentes y precisos, permitirán tanto al ganadero como al agricultor tener más datos para poder elegir y precisar mejor si algo está yendo mal o cual es el mejor momento para realizar cada acción. 
  • En la oficina: Permitirá mejorar y controlar mejor los sistemas de seguridad, e incluso averiguar si se ha producido una avería antes de nos enteremos nosotros. Al ser inteligente va a controlar mejor los suministros, suponiendo un ahorro y mejorando la eficiencia energética del mismo. 
  • En la ciudad: La interconectividad entre los coches, mejorar la regulación del tráfico, iluminación, seguridad, etc, con algunos de los elementos que permitirán crear ciudades más seguras y más eficientes. 
  • Salud: En un tema tan delicado como la salud, las mejoras permitirán una operación a través de máquinas, realizada por un profesional que se encuentre en la otra punta del globo, evitando desplazamientos y pérdida de tiempo, tan valiosa en un sector como éste 

La seguridad y privacidad 

El estar todo el día interconectado, hace que también que haya un mayor riesgo a sufrir cualquier ataque a tu seguridad y privacidad. Como la cantidad de información que va a circular va a ser mucho mayor, también implica que más datos más sensibles referentes a nuestra salud, conversaciones e información privada, por lo que la seguridad, también debería aumentar. Este es uno de los puntos a mejorar todavía. 

Se estima que en un futuro haya billones de dispositivos interconectados, de hecho, la tendencia es aumentar exponencialmente, lo que hará que cada vez más las empresas utilicen la información para personalizar más sus productos y permitir un marketing o una publicidad más específicos para cada grupo de usuarios. 

Pero esto ya no es el futuro, muchas de estas cuestiones las tenemos presentes en nuestro día a día, por lo que podemos decir que la revolución ha comenzado. 

Comentarios

comentarios

Back To Top