Loader

Firewall, nuestro muro de defensa

aselcom-firewall-blog

Cuando nos conectamos a una red, ya sea interna o externa, estamos enviando pequeños paquetes de datos de un sitio a otro, que cada ordenador recibe, analiza y traduce para nosotros.  

Cuando un hacker quiere acceder a una red, envía miles de esos paquetes a través de la red hasta que encuentra un sistema que permite la entrada de uno de ellos y así consigue acceder a nuestra red o a nuestro ordenador. 

¿Por qué te cuento esto? Para que entiendas como funciona un Firewall, que es de lo que trata esta entrada.  

El firewall o cortafuegos lo que va a impedir es la entrada de esos paquetes, bloqueando accesos no autorizados a tu ordenador o a la red, mientras la comunicación con el resto de equipos o dentro de la red continua su funcionamiento.  

Por decirlo de una forma más simple, vigila el tráfico entrante y saliente y decide según las directrices de seguridad qué tráfico puede entrar o salir de tu red o equipo. 

El firewall puede ser un físico (un dispositivo hardware), puedes ser un programa (software) o ambos. 

Este tipo de seguridad es una de las primeras formas de defensa desde hace más de 35 años, prácticamente desde los inicios de internet. 

Son sistemas que han ido evolucionando a lo largo del tiempo, adaptándose cada vez mejor a las posibles amenazas externas.  

Los criterios que tienen estos cortafuegos van variando con el paso del tiempo y evolucionando intentar ir por delante de los posibles ataques que pueda sufrir.  

Los cortafuegos funcionan como barrera, es decir, que trabajan para impedir su acceso, por lo que si un ordenador ya está infectado con algún tipo de malware habría que recurrir a un antivirus

Algunos ataques de los que nos veremos protegidos gracias a este sistema son: 

  • Gusanos (Worms)  
  • Evitar ataques de hacker para robar datos de nuestro disco físico. 
  • Evita que el virus se esparza por el resto de sistemas a los que se conecte. 

Pero para otro tipo de ataques no son suficientes, como pueden ser virus, spam y spyware. De ahí la necesidad de combinar diferentes sistemas de protección. 

Así funciona un Firewall 

Lo primero es configurar las restricciones que van a establecer las directrices de seguridad del firewall. Así se evitará todo el tráfico que no esté dentro de las listas de permiso. 

Los firewalls por normal general traen por defecto una serie de reglas predefinidas

Por lo tanto, las conexiones pueden estar:  

  • Autorizadas (Allow) 
  • Bloqueadas (Deny) 
  • Redireccionadas (Drop) 

Todo depende de la política de seguridad de cada empresa que normalmente o permiten las conexiones que estén explícitamente autorizadas o impedirlas 

Diferentes tipos de firewall 

Como ya hemos hablado antes, tenemos la opción de instalar dos tipos de firewall, o ambos a la vez. 

Vamos a ver cada uno de ellos 

Firewall en software 

Son programas o aplicaciones, unos gratuitos y otros de pago, que normalmente tienen mejores funciones o mejor forma de administrar las restricciones, que instalamos en cada uno de nuestros ordenadores, ya que solo formarán la barrera allí donde estén instalados, es decir, la barrena la formará, por decirlo de alguna manera en nuestra tarjeta de red.  

Casi todos los sistemas operativos tienen su propio firewall instalado, con funciones básicas, como monitorizar y bloquear el tráfico de internet. 

Además, suelen incluir protecciones contra virus como los troyanos y otros más comunes que acceden a través del correo electrónico

Pueden integrarse con otros sistemas de seguridad, y son la forma más básica de seguridad. En Windows, por ejemplo, viene instalado por defecto su propio firewall, muy básico, pero que realizar su labor. En el caso de que esté desactivado, el sistema operativo nos lo recordará cada poco tiempo, sabe que es su primera línea de defensa

La combinación entre un buen firewall junto a un buen antivirus puede ahorrarnos bastantes quebraderos de cabeza. 

Firewall por hardware 

En este caso, hablamos de dispositivos que pueden venir integrados en el propio router o como dispositivo independiente. 

En el caso de que vengan instalados en el propio router, todos los dispositivos que se conecten a él, estarán bajo su protección, es por eso que la mayoría de los router tenga ya instalado su propio firewall a día de hoy. 

En el caso de que no venga instalado en el router, la ubicación de dicho sistema tendrá que estar entre el router y el switch, que se encarga de distribuir la conexión a todos los ordenadores de la red. De este modo todos esos ordenadores estarán protegidos. 

En este caso, son buenas herramientas para tener la intranet segura, en empresas grandes o en grandes redes. El peligro en este caso suele venir por otro tipo de ataques, más relacionado con el recibido a través de correo electrónico, spam o los troyanos

Si a este firewall físico, le sumamos el firewall por software, aumentaremos mucho la capacidad de bloqueo de nuestra red, pero la configuración será más complicada, ya que debemos evitar que unas reglas de seguridad de un firewall, no solape a las del otro. 

Consejos para configurar un firewall 

En el mercado existen multitud de opciones para adquirir un firewall, ya sea hardware o software.  

En Aselcom vas a poder encontrar ambas opciones: tanto hardware como software, por lo que tú mismo podrás decidir cual te conviene más, y si lo necesitas, nosotros te podremos asesorar. 

Si lo que necesitas es configurar el firewall de Windows hasta que adquieras un sistema más potente, te damos unas pequeñas pautas para que tu ordenador esté protegido. 

Para entrar en el firewall, debemos acceder al panel de control, y dentro de “Sistema y seguridad”. Ahí encontraremos la opción “Firewall de Windows”. 

Dentro, tendremos la opción de activar o desactivar este firewall o dejarlo con la configuración que viene por defecto según la red a la que nos conectemos. Red Domino, red Pública o red Privada (doméstica).  

Se pueden incluso emplear más de un perfil a la vez, según la red a la que nos conectemos. 

Siempre tendremos la opción de modificar o crear nuevas reglas dependiendo de cada tipo de conexión. 

Esperamos que con estas nociones básicas referentes a los firewalls os podáis hacer una idea de qué son estos sistemas de protección y por qué son tan importantes. A partir de ahora no olvides tener siempre activado tu firewall y así conseguiremos evitar unos cuantos problemas 

Comentarios

comentarios

Back To Top