Loader

Amplía tu red con un PLC

portada-blog-plc-aselcom

Sea del tamaño que sea tu casa, en alguna ocasión nos hemos enfrentado a la situación en la que no nos llegaba la señal WiFi, y andamos buscando el punto donde tenemos conexión para trabajar, jugar, conectarnos a nuestras redes o simplemente, navegar por internet.

Ya hemos visto en post anteriores, las diferentes maneras en las que podemos conectarnos a nuestra red WiFi, pero hoy que queremos hablar sobre cómo hacer llegar esa red WiFi a todos los puntos de nuestra casa u oficina. Estamos hablando de los PLCs.

A día de hoy muchos de los hogares de nuestro entorno, ya tienen la conexión a internet a través de fibra, lo que posibilita que la red WiFi sea de una mayor capacidad y más estable, y siendo prácticos, no tenemos que andar con cables, da igual la longitud del mismo.

Y con la cantidad de dispositivos que conectamos a la red WiFi es cada vez mayor, lo que implica que esa red WiFi debe ser buena y estable en cualquier punto. Para eso utilizaremos los PLC con WiFi.

Pero no solo se trata de llevar el WiFi a toda la casa, también tenemos la opción de llevar la conexión de cable a todo el hogar, oficina o negocio, y para eso, solo hará falta un PLC

¿Qué es un PLC?

Un PLC (Power Line Comunication) son unos dispositivos que utilizarán la red eléctrica para llevar la conexión a cualquier parte donde haya un enchufe, además de poder usarlo como ampliador WiFi, según el modelo.

Por lo tanto, es un solución práctica si quieres llevar el cable de red a todos los dispositivos, sin tener que cablearlo todo, aprovechando la instalación que ya está hecha, la instalación eléctrica.

De esta forma tendremos como resultado una red más rápida y segura, ya que los datos que enviemos por ellas serán más difíciles de hackear, sin interferir en la corriente eléctrica ya que van por dos fases diferentes.

Para poder utilizar este sistema, simplemente necesitamos dos aparatos, un emisor y un receptor. Son dispositivos HomePlug, es quiere decir, enchufar y conectar, aunque no es tan sencillo como parece en un primer momento, pero tampoco hacer falta tener unos conocimientos demasiado altos para poder realizar la conexión.

Pero hay que tener en consideración una serie de cuestiones para que el PLC funcione correctamente sin que hay caídas de velocidad o no sincronice correctamente con el router.

Cómo instalar un PLC

La instalación en sí misma no es complicada, simplemente se conecta el PLC emisor a un enchufe de la corriente eléctrica, al lado del router, y se conecta a este emisor un cable ethernet que sale de router.

De este modo, estamos volcando mediante el PLC emisor, la señal de conexión a internet a la corriente eléctrica.

Ahora, con el receptor enchufado a otro enchufe puedes “extraer” la señal de conexión de la red eléctrica y conectar dispositivos a ella, vía cable ethernet, o mediante WiFi, dependiendo del modelo de PLC que tengas.

Consideraciones a tener en cuenta en la comprar de un PLC

Una de ellas es asegurarnos que el PLC que adquirimos va a proporcionarnos toda la velocidad de conexión que tenemos contratada.

Por esta razón hay que fijarse bien en qué características tiene el PLC que compremos.

Estándares

Para saber exactamente qué PLC debemos comprar, debemos verificar que va a poder transmitir nuestro ancho de banda. Si nuestra conexión es de 100 Mbps, el PLC tendría que ser como mínimo de 300, para no ralentizarlo.

Su terminología técnica es AV para las versiones más antiguas, siendo AV2 y AV-MIMO en las versiones más modernas.

Así que, cuando vayas adquirir un PLC, si tu conexión es de 100Mbps, tendría que tener el estándar AV300, como mínimo para poder acceder a toda la velocidad, ya que, si adquirimos el AV100, tendremos velocidades de conexión por cable de uno 50Mbps reales.

Si tienes pensado ampliar en un futuro tu red a una velocidad mayor, puedes hacerte con un PLC que soporte velocidades más elevadas, como un AV500 para los 300 Mbps o los más nuevos AV1200 o AV2000 para las conexiones de 600 Mbps.

Estado de la red eléctrica

Otro factor a tener en cuenta sería el estado de la red eléctrica de tu casa u oficina, ya que, si está en mal estado, podrían darse cortes en la sincronización, bajadas de velocidad o caídas de la conexión.

Muy importante, para que la conexión funcione, el circuito de la corriente eléctrica entre el enchufe del emisor y el del receptor, debe ser el mismo, ya que, de otro modo, no se llegaría a producir la conexión.

El uso de regletas

Muchos tenemos o usamos en un mismo enchufe, una regleta para poder conectar más dispositivos (cada vez tenemos más conexiones en casa).

Los PLC no pueden ir enchufados a estas regletas, como tampoco lo pueden hacer a un SAI (sistema de alimentación ininterrumpida).

Poco a poco se van introduciendo nuevos modelos que ya van permitiendo la conexión en regletas, pero no es lo más económico ni lo más conveniente.

Dónde situar un PLC

Aunque estos dispositivos no sufren de las interferencias que podría tener una señal WiFi, sí que existen la posibilidad de ver reducida la velocidad por interferencias en el sistema eléctrico.

Esto suele ocurrir si el PLC está enchufado cerca de un gran electrodoméstico como una lavadora.

El alto consumo de electricidad que conllevan estos electrodomésticos saturan la red y se pueden producir una bajada de velocidad al generarse “ruido”.

PLC con WiFi o sin WiFi

Como ya te hemos contado, puedes adquirir la versión de estos PLC que funcionan a la vez como repetidores o emisores WiFi.

A la hora de configurar esta red WiFi habría que hacerlo como una red diferente de la que crea el router, de este modo liberaremos de conexiones al router, pudiendo identificar en todo momento a qué red nos conectamos.

El inconveniente es que, si lo utilizamos como amplificadores de señal de la red WiFi, es que, si el WiFi no llega con una velocidad aceptable, el hecho de amplificar esa señal no va a hacer que la velocidad sea mayor, ya que no puede superar a la que está recibiendo el PLC.

Conexiones del PLC

Como ya te hemos comentado, puedes conectar otros dispositivos a los PLC a través de WiFi o a través de cable ethernet, que, por cierto, debemos tener claro su categoría ya que ya que debería ser de tipo Gigabit 10/100/1000 para que no haga cuello de botella a la conexión.

Un punto muy interesante que podemos encontrar en el mercado, son los PLC con toma de corriente, es decir, que vienen con la posibilidad de utilizarlo también como enchufe, de este modo no perdemos esa toma de corriente que a veces es tan necesario.

Pero si eres un poco manitas y prefieres cambiar una toma de corriente y poner dos enchufes en la misma conexión, te dejo un pequeño videotutorial para que veas como poder hacerlo sin riesgo.

Esperamos que este artículo haya dado ideas de cómo acometer la distribución de tu conexión en tu casa, oficina, etc.

En el caso de que necesites asesoramiento técnico para esta y otras muchas cuestiones, puedes contactar con nosotros.

Comentarios

comentarios

Back To Top